sábado, 6 de septiembre de 2008

FIN DE LA PESADILLA McCANN


Otra vez Maddie? Pues sí, otra vez Maddie. Quizás nos deberíamos olvidar ya de ella? Quizás ese es el problema de la sociedad actual que no nos queremos topar con el sufrimiento propio o ajeno. Que hemos perdido nuestros valores cristianos de estar junto a las personas que sufren. No podemos hacer más? No será que no podemos hacer menos?

En unas recientes declaraciones, los McCann confesaron su miedo a ser detenidos por la policia portuguesa. Parece que la figura de 'arguidos' o sospechosos en Portugal es algo más grave que lo que se entiende en España por "sospechoso" a la vista de cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Desde mi punto de vista, no se recuerda un caso policial que se haya llevado con mayor torpeza y que de momento haya concluido con un carpetazo sine die de la investigación por la desaparición de Maddie. Quizás tampoco ha habido más medios y más gente pendiente del caso. No lo sé. De momento el pasado 21 de julio, la Fiscalía portuguesa archivó el caso, desestimando así la posibilidad de realizar nuevas investigaciones o abrir un juicio por la desaparición de la pequeña. Más claro agua, no? Se llama "curarse en salud".

Ni pruebas, ni testigos, ni víctima, ni móvil... ni nada. Todo ha sido, como se dice ahora, un "circo mediático" y me sorprende que la policía actuara sin el mínimo tacto con los padres ni con los amigos-testigos-sospechosos, ni la discreción obligada en las investigaciones, o la imprudencia en las acusaciones, sin contar con los comentarios públicos de los responsables, que parecían condenas y recriminaciones a los padres o una incitación al odio contra la pérfida Albión...

Y como guinda, el libro recién estrenado del comisario Gonçalo Amaral "Maddie: la verdad de la mentira" principal acusador de los McCann. Esto en otro países posiblemente vulneraría entre otros aspectos el secreto de sumario, el derecho a la intimidad, la confidencialidad, la presunción de inocencia, el derecho al honor, defensa del menor etc. Totel que ese libro para comerciar con las desgracias ajenas, no debería ver la luz. Y en todo caso, queda al descubierto su ineficacia como comisario y su falta de escrúpulos como persona.

La acusación abierta contra el matrimonio McCann, y como consecuencia su linchamiento público, exige algún tipo de rectificación o disculpas por parte de la policía lusa, y compense el dolor que se ha hecho a estos padres y a sus otros dos hijos.

Por desgracia, todo el mundo se ha permitido arrojar basura sobre ellos, acusándoles de malos padres, irresponsables, que posiblemente mataron a la niña por error (pues vaya médicos...) y luego asustados hicieron desaparecer el cadaver con gran eficacia por cierto.

Ya no es que no han sido capaces de descubrir el mínimo rasto de Maddie, sino que han dejado a estos padres como sospechosos por el resto de sus días, y a no ser que algún vez aparezca o el asesino o la niña viva, nunca podrán volver a una vida normal.

Es posible que estos padres puedan perdonar, pero difícil que consigan olvidar. Quizás son culpables después de todo, pero no se les puede culpar de tener miedo a la policía portuguesa, de tener miedo a la opinión pública.



PREGUNTAS: Cual es vuestra opinión sobre la actuación de la policia portuguesa? Los McCann sufrieron indefensión? El fin justifica los medios por ejemplo para encontrar a una niña o coger a unos asesinos?

7 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

Ësto no tiene buena pinta.

A mi la historia me recuerda a más de una comedia de teatro inglés, a algún filnm norteamericano en blanco y negro, a las novelas de cierta escritora; todos desarrollaban la trama basándose en las mentiras de todos los implicados en el crimen. TODOS MENTIAN.

El desenlace depende de la inteligencia de los autores o de su intención moral.

Creo que el caso que nos ocupa debería ser apartado por los medios informativos y por los agentes mediáticos. Con el tiempo, los personajes suelen ponerse nerviosos.

Saludos a todos y a todas.

PekKenytta dijo...

Buenas tardes Rostam,

(Uy! hoy voy a ser la primera en contestar jejeje).

A mi sinceramente, me sorprende bastante (por no decir enormemente) la actitud del mundo ante los padres de Maddi: si la prensa dice "culpables", la manada dice "culpables". Y sobre todo el comisario, que está aprovechando el trágico suceso para sacar algo económico de todo esto.

Si ya es bastante duro perder un hijo/a (da igual donde: accidente de tráfico, pederastas, guerras, enfermedades...), tiene que ser nefasto que encima te juzguen sin pruebas feacientes que demuestren que tu eres culpable.

Si de verdad son culpables, ellos tendrán que vivir con esa lacra para siempre (si no confiesan antes) pero ¿y si son inocentes y nos hemos cebado con ellos por ser los únicos a los que poder echar la culpa?.

¿Y todos aquellos que han "creido ver" a Maddi?¿a ninguno se le ocurrió retener a la persona que la acompañaba o llamar a la policía?... Sin comentarios...

No creo que la encuentren viva, ni tan siquiera creo que encuentren sus restos. El autor de este atroz asesinato/secuestro, ya ha tenido tiempo suficiente para deshacerse de su pequeño cuerpo, simplemente con el bombo y platillo que le han dado.

Un abrazo Rostam, espero que pases un buen fin de semana.

miquelet dijo...

Supongo que el poder de la prensa amarillista inglesa lo habrá enturbiado todo con sobornos por aquí y por allá para conseguir declaraciones y exclusivas. Ese tipo de periodismo mueve mucho dinero por allá. Y por aquí hay mucha gente que se deja querer muy fácilmente por unos cuantos billetes.

Salud.

Rostam dijo...

necronomicón.net Tiene muchos aspectos de telefilm americano de Colombo del tipo "aaah se me olvidaba, por qué no blabla?"

Por desgracia esto tiene más pinta de culebrón para marujas/marujos ávidas de emociones fuertes sin matices, tipo "tú lo hisistes Oscar Alfredo, era su hijo, mi amooor"

Un saludo

Rostam dijo...

PekKenytta. Cómo estás? Ha sido un auténtico linchamiento mediático de este matrimonio. No recuerdo nada parecido, culpables o no.

En este caso, lo de la presunción de inocencia que es un derecho básico hasta del asesino en serie más sanguinario, se lo ha pasado todo el mundo por el forro.

Quizás si la policía portuguesa hubiera sido más sensata habría puesto un discreto dispositivo de vigilancia las 24horas hasta estar seguros sobre algo concreto en vez de empezar gritando "Cantad Cantad malditos ingleses sabemos que sois vosotros".

No sólo han hecho el rdículo si no que en este caso deberían pagar los daños causados a esta familia con la complicidad de medios de comunicación irresposables.

Si aparecen nuevos datos, ya se verá. De momento el caso está cerrado.

Todo parece indicar que la niña está muerta, pero no se puede perder la esperanza y menos partir de esa hipótesis y decírselo así a unos padres...

Un abrazo y pásalo bien

Rostam dijo...

Miquelet. Es la pura verdad. es conocido que la prensa amarilla inglesa es la basura más vomitiva del mercado. El fin justifica los medios, sobre todo si hay sustanciosas ventas.

Además en este caso había muchos ingredientes muy vendibles, aparte de una familia "muy british", eran gente guapa, aparentemente respetable, y ciertamente la mirada de Maddie no deja indiferente. Las presas perfectas que gusta despellejar al Sun o al Daily Mirror.

Y como dice necronomicon.net, parece el comienzo de una novela de Agatha Christie. Un grupo de ingleses cenando en las colonias se ven envueltos en un turbio asunto...

Perfecto para el escándalo, que si no existe, se inventa. "Damos a nuestro público lo que quieren leer. Nos debemos a ellos" Y qué es la verdad, después de todo?

Salud y felicidad para Elx

PekKenytta dijo...

Efectivamente Rostam, nunca se deben traspasar los límites inocente-culpable sin pruebas que demuestren una de las dos opciones.

Pero esta vez es que no ha hecho falta que hubiesen pruebas concretas/reales contra los padres de Maddi, directamente acusados de "sospechosos" incluso de asesinos antes de que lo hiciera la propia justicia lusa.

Añadiría que ha sido igualmente mostruoso el morbo mediático de "poder encontrar en cadáver de Maddie" en vivo y en directo. Respeto = bajo cero (para todos y cada uno de los medios de comunicación, sin excepción).

Un abrazo.