sábado, 9 de enero de 2010

NECESITADOS DE UN EMPUJÓN



Son las 3 de la madrugada en una urbanización a las afueras de la ciudad y suena el timbre de la casa.

El dueño se despierta y al abrir la puerta se encuentra con un desconocido, borracho, diciéndole:

-¿ Señor, por favor, me haría el favor de empujarme un poco, que... ?

El señor le interrumpe indignado:

- ¿Pero como se atreve a tocar a mi puerta a las 3 de la mañana ? Yo a usted ni lo conozco y tengo que levantarme temprano. Deje de molestarme y lárguese!

El borracho se disculpa y se va obediente y cabizbajo. El dueño regresa a su cuarto, muy molesto; se queda insomne y empieza a sentir un poco de remordimiento de conciencia y piensa:

"¿Y si me hubiera pasado a mi? ¿Si mi coche se quedara tirado con tanto frío y de madrugada y nadie me ayudara a empujarle? Debemos ayudar al projimo... ¡sabe Dios lo lejos que estará de su casa... ".

Total, que decide salir a buscar al borracho. Abrió la puerta y ya no había nadie, todo estaba a oscuras, y decidió gritar:

Eh Buen hombre!!! ¿ Donde esta el que necesita que le empujeeeeeeee??
...
...
...

Y en eso se oye desde el jardín de la casa al borracho:

- Aquiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!... En su columpioooo!!


Y es que todos necesitemos que nos den algún empujón cuando lo necesitamos. A menudo nos quedamos atascados en los problemas , sin movernos ni para adelante ni para atrás...hundidos en las dudas y en la desesperanza.

Por eso agradecemos un consejo, - bueno, malo, o regular -, que nos haga reflexionar, nos invite a reaccionar, a tener perspectiva. La mayoría de las veces lo importante no es el consejo en sí, que depende de muchos factores y que generalemente no nos descubre nada que no sepamos, lo importante es la persona que nos da ese empujón que necesitamos en determinados momentos, y al que debemos estar siempre bien agradecidos.

Pero es que esos consejos de toda la vida, se han incorporado como tratamiento médico. El entrenamiento en resolución de problemas es una estrategia de intervención clínica que consiste en la presentación y práctica de un método general, estructurado en una serie de pasos, con el fin de ayudar al cliente paciente a resolver sus propios problemas vitales.

Paciente:- Doctor, estoy perdiendo la memoria
Doctor:- ¿Desde cuándo?
Paciente: - Desde cuando ¿qué?



Los pasos propuestos por D'Zurilla y Goldfried son, a saber:

PRIMERO Definir el problema, de forma prescisa y en términos concretos, observables e idealmente medibles.

SEGUNDO Desarrollar soluciones alternativas ("tormenta de ideas"). Se trata de llegar a la mayor variedad de posibles soluciones. En esta etapa, ninguna idea es mala, por estúpida que parezca, pues cualquiera de ellas podría ser la solución.

TERCERO. Tomar una decisión y ejecutar. Se decide proceder, después de evaluar la idea más factible y más probable de tener éxito.

CUARTO. Evaluar los resultados.

QUINTO. Reiniciar el proceso, de encontrarse necesario (gracias a la etapa anterior donde se evalúa el éxito de la implementación).


La terapia de solución de problemas es una estrategia donde se aplica una versión simplificada del método científico, adaptada a problemas prácticos cotidianos.

Porque no siempre se pueden estar pidiendo consejo, ni recibiendo, así que uno debe aprender a detectar el problema y buscar posibles soluciones. De todas formas, nadie es buen juez en causa propia, ni autosufieciente, por eso en la vida real es una enorme satisfacción contar con el criterio de una persona que nos conoce y de la que nos fiamos.

Pero después de todo, esta terapia de la solución de problemas, no deja de ser un buen consejo que uno podrá dar o recibir, porque un consejo no es más que alguien nos enciende una luz que nos permite ver la realidad, con nuestros propios ojos

Pero siempre hay personas que parece que no necesitan a los demás, ni para ayudar ni para ser ayudados, que ambas actitudes son importantes. En tales casos, no hay más remedio que acudir a la medicación según se explica en el siguiente vídeo...




Y un consejo, no dar consejos no solicitados, porque se nos volverán contra nosotros. En tales casos, otro consejo, al menor síntoma; "Melasuda" y "Keteden" “Este anuncio es de un medicamento, lea detenidamente las instrucciones de uso, en caso de duda consulte con su farmaceutico“.

6 comentarios:

ARCENDO dijo...

No hay nada como el buen humor para afrontar la adversidad. Gracias por tu frescura nunca exenta de reflexión. fELIZ 2010. Un fuerte abrazo.

ROSTAM dijo...

Amigo Arcendo,

Eres muy amable por tu comentario.

Creo que la vida debe tomarse con cierto sentido de humor y una perspectiva ante los problemas algo más positiva.

En especial para un cristiano, que confía en Dios, me parece que esta es está la actitud más razonable.

Feliz año para ti también. Abrazote

Necronomicón.net dijo...

Sin duda.
¡Y lo bien que te quedas después de dar unos empujones!.

Saludos amigo Rostam.

BLAS dijo...

Escribe usted la mar de bien.
Si que tiene un "punto".
jajjaja

saludos desde el sur.
De vez en cuando me asomaré a su blog.
Espero que me deje.

ROSTAM dijo...

Amigo Necronomicon.net

Jajaja. Es cierto. Hay más alegría en dar que en recibir empujones.

Un abrazo ahora que estás recién salido de la caverna

ROSTAM dijo...

Gracias, amigo Blas.

También me asomaré por su blog para disfrutar un rato.

Un abrazo y saludos cariñosos para Archidona