miércoles, 10 de febrero de 2010

EL JUBILAO EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Esa familiar imagen del Jubilao Común (iubilatus imsersus) que feliz y despreocupado frecuentaba nuestras playas y jardines hace unos pocos años es posible que sea cosa del pasado.

El hombre blanco está destruyendo su habitat y sus crías no encuentran el suficiente alimento para mantener al Jubilao común, más vulnerable que las otras 3 especies de Jubilaos ibéricos; el Jubilao dorado (iubilatus botinii ), el voraz Jubilao careto (iubilatus corruptus), o el Jubilao moñudo (iubilatus funcionarensis).

No confundir Jubilao con Jubilado, que según el gobierno no tiene nada que temer.

En la imagen Jubilao Dorado, preparándose para su tradicional viaje migratorio, en épocas de crisis







A la derecha, Jubilado albanés, que comparte el hábitat mediterráneo con los jubilados griegos, españoles y portugueses





Sin embargo el futuro de nuestro querido Jubilao es inquietante y advertimos que la dureza de las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad del lector...

Lo que debería ser un alegre Jubilao común de 67 años, bailando pasodobles, se ha convertido en un ejemplar que, joven aún, parece torpe y desmotivado en su trabajo.

Peligros que acechan al emblemático Jubilao común español...

La falta de alimento y el uso de pesticidas... el Gobierno español trata de elevar la edad de jubilación de 65 a los 67 años, para así aumentar el periodo de cotización de los trabajadores y reducir el tiempo que los jubilados cobrarían su pensión. Y ésto se redondea con la futura ley de muerte asistida o eutanasia (una muerte dignamente oportuna) y nos ahorramos, además de un sufrimiento extra, un buen montón de euros.

Cualquier trabajador deberá cotizar durante 35 años para percibir la totalidad de la base reguladora de la pensión

Sin embargo el voraz Jubilao careto, muy abundante entre políticos, y cargos públicos en general, parece que engorda con las crisis...

Efectivamente, da la casualidad de que los mismos parlamentarios que en su día votarán ese nuevo modelo y la modificación del periodo de cálculo, ellos sí, tienen garantizada la pensión máxima, a pesar de que hayan cotizado por este concepto sólo siete años. Ministros, diputados, senadores, secretarios de Estado, altos cargos institucionales pueden disfrutar de ese privilegio, negado al resto de los mortales. Hasta se les permite compatibilizar el cobro de dos o tres tipos de pensiones.

"Los políticos y los pañales se han de cambiar frecuentemente... y por idénticos motivos." (Bernard shaw)

Las otras dos especies de la fauna ibérica aguantan mejor la destrucción del habitat, los pesticidas, y la carencia de alimentos...Tanto el Jubilao moñudo como el escaso y huidizo Jubilao dorado parece que tienen su superviviencia asegurada. El jubilao dorado, como especie migratoria, busca otras tierras más idóneas, y el jubilao moñudo es capaz de relentizar sus constantes vitales y mantener toda su vida una actividad casi vegetativa, cuando no tiene cerca al Jubilao común, del que se nutre en condiciones normales.

Futuro inmediato...

Pero no nos alarmemos antes de tiempo, hay que aplicar el españolísimo "el que venga detrás que arrée..." De momento las cuatro especies de Jubilaos están a salvo...Esta medida se comenzaría a aplicar en el año 2013 y de forma gradual, acabada la pesadilla de la crisis. Los primeros afectados serían los trabajadores que nacieron en 1948, que trabajarían dos meses más antes de jubilarse. Los que nacieron en 1949, trabajarían cuatro meses más. Y así sucesivamente, a razón de dos meses por año de nacimiento posterior, hasta que en 2025 todos los trabajadores coticen durante dos años más...

Si nadie lo remedia, el Jubilao será, en un periodo relativamente corto de tiempo una nueva especie extinguida.

De momento ya están incluidos en el Libro Rojo de la Especies Ibéricas vulnerables, como el asalariado, el autónomo, el ama de casa, el no-nacido, el marido fiel, o el político honrado.

Dos jubilados están haciendo cola en la puerta de Cajamadrid para cobrar sus escuálidas pensiones.

Uno de ellos, cansado de esperar bajo el solazo, le dice al otro:

- Mira, me cansé!. Me voy al Congreso de los Diputados para insultar al Gobierno.

Al rato, el jubilado vuelve. El otro le pregunta:

- ¿Por qué has vuelto tan rápido?

- La cola para insultar al Gobierno es muchísimo más larga que ésta.

Además como las crías de Jubilaos, a pesar de su habitual rebeldía e ímpetu juvenil, se niegan a abandonar el nido familiar y buscar alimento para criar su propia prole tras el apareamiento, genera tensiones en la colonia de Jubilaos... Esas mismas crías se muestran susceptibles y egoistas hacia sus progenitores sin sospechar que probablemente recibirán el mismo trato.

Hay que evitar la extinción del Jubilao Común en nuestros parques y plazas. Protegiéndoles nos protegemos a nosotros y a nuestros hijos...

Protejamos nuestra jubilación...

...Ellos nunca lo harán

3 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

De hecho el homo sapiens es una especie en vías de extinción, como todo el mundo sabe.

Saludos.

ROSTAM dijo...

Hola Necro...

Más bien el homo sapiens va involucionando hacia el homo inutilens, una rama del homo eruptus, que se extinguirá probablemente en el Periodo Cretiniense de la inminente glaciación.

Entretanto, comamos y bebamos que mañana moriremos. Buen fin de semana y abrígate...

un abrazo.

Maribeluca dijo...

Jejeje...muy bueno; los que sí que no vamos a poder hacer viajecitos seremos los del "baby boom" cuando nos toque, que me huelo que al paso que vamos, nos podemos ir ahorrando la piñata postiza...saludos.