miércoles, 15 de octubre de 2008

NIÑO DE REPUESTO



Con la misma ilusión y alegría con que se recibe la esperada pieza de recambio de la lavadora, ha llegado a este mundo Javier, el primer bebé-medicamento de España gracias a la Técnica del Diagnóstico Genético Preimplantatorio PGD.

Javier no ha sido engendrado de la forma tradicional, ni es fruto de la casualidad o incluso del amor, sino que ha superado unas pruebas de selección entre distintos embriones sus hermanos, que no han tenido tanta suerte, y todo gracias a no padecer una anemia hereditaria, y permitir así salvar a su hermanito Andrés de 6 años, que es el hijo que cuenta. Hasta aquí todo muy comprensible porque se trata de salvar una vida... aunque se pierdan otras.

El aspecto a debatir es hasta qué punto el fin, un fin tan noble como éste, justifica los medios?

Quizás viene bien considerar que un niño ha sido programado en un laboratorio y seleccionado como una cobaya capaz de aportar piezas compatibles, y que otros embriones han sido desechados por la misma razón. es decir, salvar una vida a cambio de otras.

Y tampoco se han tenido en cuenta las consecuencias psicológicas y afectivas tendrá este proceso de selección, aunque sea con fines terapéuticos, para esos niños y sus padres...


Además se trata de un peligroso paso hacia la eugenesia prenatal; el lucrativo negocio del encargo de bebes "a la carta" no sólo para eliminar cualquier elemento defectuoso, también cabe la posibilidad de escoger el color de ojos, la naricilla chata de mamá, y el sexo de la criatura para conseguir "la parejita". Dónde poner los límites si todo se puede justificar, o como decía un chef..."todo se puede comer si se corta suficientemente fino"


Dos obras de ficción van cobrando realidad, la famosa "A Brave New World" de Aldous Huxley y "la Isla"(2.005) de Michael Bay http://www.decine21.com/Peliculas/La-isla-182.asp?id=182 Ambas nos acercan a un inquietante futuro deshumanizado que ya tenemos presente.






http://www.hayalternativas.org/denunció en su día, hace dos años, que la decisión del Ministerio de Sanidad de permitir la creación de bebés genéticamente seleccionados para curar a un hermano, instrumentaliza al embrión porque lo convierte en objeto de desecho y viola su dignidad humana.


Evidentemente quien más quien menos está en contra de la eugenesia (g.a.D.). Las connotaciones con las prácticas de los médicos nazis son bastante evidentes, pero en un caso como el de este niño, cómo lo veis?... qué alternativas puede haber? Y si fuerais sus padres?... la respuesta es fácil y difícil...

21 comentarios:

miquelet dijo...

Una cosa es la selección de un embrión para salvar la vida de otro y otra acceder al capricho de gente con dinero. Son cosas muy diferentes. Se deben permitir estas prácticas en casos de necesidad vital.
Y los padres, con total seguridad, tendrán con este niño el mismo afecto que tendrían con cualquier hijo suyo. Incluso será comprensible que la unión familiar sea todavía mayor porque un hermano le ha salvado la vida al otro.

Salud.

Aaoiue dijo...

Difícil. Pasa con los bebés medicamentos como con otras cosas. En general tienen algo pavoroso, tremendamente amoral; en particular, si conoces un caso cercano, el tema adquiere otro cariz. Concreto: no "creo" que la ciencia tenga que avanzar en la eugenesia y menos en los bebés terapéuticos (hay que seguir otras líneas de investigación más afines a la naturaleza). Al final parece que el progreso va a crear tantas enfermedades como las que pretende curar.
Es muy remarcable la actualidad de tu post y el celo con el que estás ahí por lo que pueda pasar.
Saludos.

Necronomicón.net dijo...

Para mí es como un milagro. Que los científicos lleguen a controlar éstas posibilidades es alucinante. Discrepo amigablemente contigo en cuanto a “Javier no ha sido engendrado casualmente, por accidente o incluso por amor”. Creo que Javier ha sido buscado con todo el amor del mundo. Es la solución al problema de su hermano y un nuevo hijo deseado y querido. No encuentro nada malo en lo de “otros embriones han sido desechados”…

Otra cosa bien distinta es lo de la selección a la carta. Ojos azules, sexo, rubio, blanco, negro o colorao … esto, creo yo, es otro tema.

Yo no lo veo como “un peligroso paso hacia la eugenesia prenatal”. Supongo que existan los controles necesarios, como debe ser y los límites creo que están regulados por ley. Estoy de acuerdo contigo en cuanto a que el futuro es inquietante. A mí me inquietan los políticos y los medios ocultos que los presionan, los poderes económicos y seudoreligiosos que están en la sombra, no los científicos.

Lo de “los médicos nazis” fue más la locura de unos cuantos carniceros.

Es una opinión.

Y ahora, ¿me permites cambiar a un tema más.. ”lúdico”?. Muy buenas las “animaciones”. La del impresentable bush es genial. ¿Podrías decirme donde encontrar cómo hacerlo?. Sabes que soy un novato en esto de la informática.

Gracias por ser buena gente.

Rostam dijo...

Miquelet. Cierto que son motivos distintos, pero la cuestión es si el fin, aunque sea bueno, justifica los medios y dónde ponemos los límites.

Confío que, como dices, esos padres tengan el mismo afecto que con el otro hijo, pero no lo sabemos.

Salud y no te quejarás de falta de agua en Elx eh?

Rostam dijo...

aaioue, muy de acuerdo con tu comentario.

Pues claro que comprendemos la angustia de los padres por su hijo enfermo y que busquen soluciones audaces cuando no hay otro remedio. Quizás yo haría lo mismo.

No se juzga a los padres, sino el circo mediático que se forma alrededor para justificar los bebés-medicamentos como una solución perfectamente asumible, sin considerar las derivaciones morales y psicológicas que surgen.

Cierto que este tipo de manipulaciones de la opinión pública comienzan con casos "desesperados" pero hasta ahora en medicina no era necesario fabricar a un niño para curar una enfermedad...me hago viejo, querida amiga.

Un saludo.

Rostam dijo...

necronomicón.net

Que sepas que me encanta discrepar con alguien como tú y el Miquelet, porque si no, vaya aburrimiento!!!

Ya me gustaría a mí ver las cosas tan hermosas como tú de un reparto de amor a paladas, pero me temo que de momento Javier, es recibido más que como hermano, como "donante". Seguro que estoy equivocado y todos van a quererse mucho, y lo deseo fervientemente.

Como decía a nuestra amiga aaioue (nunca me acuerdo el número de vocales) no juzgo a los padres, sino la existencia de "niños-medicamento" me da grima hasta el nombre...

Y, bien, acepto que he cargado un poco la mano en lo de la eugenesia, pero por aquí se empieza.

En cuanto a lo lúdico, me alegra que te haya gustado la movida del blog...George me va a lanzar un misil. Te enviaré la receta.

Un saludo y lo de "ser buena gente", eres de los pocos que lo piensa ;-)

Juancar dijo...

Me pase por tu blog dado que escribiste sobre el mismo tema que yo,pero con una visión distinta.
Yo creo que este niño se engendra paar salvar a su hermano y al mismo tiempo da a los apdres la posivilidada de otrom hijo,pero sano.
Nada que ver con caprichos,ni niños a la carta,es un caso unico, y si fuese tu hijo el enfermo? que pensarias? q harias tu? dejarle morir? no creo.
La moral tiene que ser siempre la misma, no doble moral.
Un saludo.
me ha gustado tu blog y tu post aunk discrepemos sobre el tema.

Markos dijo...

Yo sigo estando del lado del progreso.

Defiendo la postura de los padres de Javier. Ahora tienen dos hijos sanos. De otro modo hubieran tenido un hijo moribundo.

Hay que continuar desarrollando técnicas médicas. Aunque yo no lo vea, llegará el día que podremos reemplazar órganos de nuestro cuerpo a partir de células madre propias. Sin necesidad de recurrir a embriones, de hecho ya se ha encontrado nuevos mecanismos.

La ética y la moral va cambiando con los tiempos. El fin justifica los medios creo que es una frase con doble filo, y muy elástica. Puede servir para justificar y condenar simultáneamente cualquier acción.

A todos nos gustan los avances, que nos permiten tener una mayor calidad de vida.

¿ Alguien renuncia a ello, sabiendo que los mayores avances, son adaptaciones de investigaciones dirigidas a vencer en una guerra ?

Rostam dijo...

juancar. Gracias por la visita y por darme tu opinión.

Está claro que el bebé viene por motivos terapeúticos y de paso tienen otro hijo. Esta es la parte positiva, y me alegro por la familia.

Sin embargo la manipulación genética, y en especial cuando se trata de seres humanos, conlleva aspectos éticos que no pueden ignorarse.

Con fines médicos y científicos se pueden justificar muchos experimentos contrarios a la dignidad de la persona, si no se regula convenientemente.

Cuál es tu blog para visitarlo? Un abrazo.

Rostam dijo...

Hola Markos...por fin te decides a dejarme un comentario, pero te agradezco las visitas que haces al blog. También me gusta el tuyo y el Chihuahua.

A mí también me gusta el progreso al servicio del hombre. Hice la tesis doctoral en bioquímica.

También me alegro si los padres y los hijos son felices, y en este caso la enfermedad del niño era muy grave. Son casos muy puntuales y es lógico ponerse del lado de los padres.

No es que cambie la moral, sino las personas. En determinadas sociedades se ha avanzado mucho en medicina a costa del desprecio por la vida humana, nacida o no nacida. Es un precio justo?

Estoy de acuerdo contigo en la necesidad de avanzar en otras alternativas médicas que no exijan el uso de fetos humanos, como ya se está haciendo con éxito.

Un saludo, Markos, y vuelve pronto

Mónica dijo...

Los avances no son malos siempre y cuando el uso de estos se haga con cordura, al menos con cierta cordura.
El caso de Javier, ¿como se sentirá este niño el dia de mañana? pues supongo que según como enfoquen las cosas los padres y educadores de esta criatura.
Muchísimos niños en el mundo son concebidos con un fin aparte del de llevar alegria al hogar :P
-tener la parejita
-dar un hermanito a X para que no este solo
y nadie tiene traumas por eso ¿ o si ? así que en el caso de Javier creo que no se sentira ni mejor ni peor que otros niños si el enfoque es el correcto.

La ciencia esta al servicio del ser humano para proporcionar mejor calidad de vida en este caso dar vida al hermano de este bebe, lo que vendrá después .....eso lo dirá el tiempo y el si la comunidad científica esta dispuesta a aplicar este avance únicamente para salvar vidas y acabar con enfermedades incurables o ademas le pone tarifas para que a golpe de talonario los mas ricos tengan sus bebes a la carta.

ave fénix dijo...

Muuuuy fuerte esta historia....
¿es el Salvador??? o el niño objeto????
Entonces si no fuera para bien de su hermano , este niño no hubiese sido concebido....
Estoy indignada...

Un saludo.

ROSTAM dijo...

Hola Mónica. Gracias por tu comentario. Está lleno de sentido común.

Por supuesto SÍ a la ciencia y al bienestar de las personas. Por supuesto SÍ a la familia de este niño, y confiamos que todos sean felices. El tiempo lo dirá.

La cuestión es si prescindimos de los principios éticos o los supeditamos al avance de la ciencia y el bienestar físico y material... es decir si el fin justifica los medios. (por supuesto un fin bueno, y medios malos, porque de otra forma no hay problema).

Vivimos en un mundo de relativismo moral, subjetivismo y de verdades de mayorías... esto tiene sus riesgos de ir aceptando cosas que van contra el propio hombre sin darnos cuenta.

Un saludo muy afectuoso y gracias por entrar en le blog.

ROSTAM dijo...

Ave Fénix Me alegra que aparezcas. Como ves en el foro hay todo tipo de opiniones.

Ciertamente, aunque es comprensible la actitud de los padres y muchos consideran positivo estas prácticas con finalidad curativa, parecen olvidar que hay otro implicado en el tema; Javier, además de los fetos deshechados.

Este hecho es el que condiciona todos los posibles beneficios que se derivan.

Un saludo afectuoso

Llave tercera dijo...

Buf, como comentábamos en mi blog, es un tema complicadísimo.

Comprendo perfectamente las objeciones éticas de este tipo de selección embrionaria, pero es un tema en el que la ética es llevada al límite y creo que en este caso la noticia es bienvenida. El camino está en mejorar la técnica hasta que no haya que desechar ningún embrión. Si se pudiera concebir un único niño, independientemente de su código genético, es decir, no seleccionado, comprobar si porta esa enfermedad y, si es el caso, eliminársela, creo que la mayoría de las dudas éticas desaparecerían. Ni escogemos ni descartamos otros embriones. Pero eso aun está muy lejos... Cualquier otro tipo de eugenesis me parece peligrosísima y éticamente condenable.

Desde luego es un tema difícil, pero lo que debemos hacer es esto, debatirlo.
Un abrazo!

Mónica dijo...

Pero hasta que punto desechar embriones es malo?

Muchísimos padres no pueden tener hijos por ser portadores de enfermedades terribles que condenan a su descendencia a unas condiciones de vida inhumanas o directamente a la muerte en poquísimos años, ¿es justo traer niños al mundo sabiendo que su esperanza de vida es apenas de 6 o 7 años? ¿es justo que esos niños pasen esos 6 años metidos en hospitales aislados del mundo o con tratamientos dolorosisimos?

Un embrión de apenas 3 dias no tiene latido no siente ni padece, un niño si ¿por que no se ha de poder escoger un niño que no porte enfermedades congénitas terribles?

A mi personalmente me parece un avance magnifico y ojala muchos padres puedan beneficiarse de ello y puedan tener hijos padres que hasta ahora no podían .....ahora bien, en el momento que esta técnica se utilice para tener superbebes .......mas listos, mas guapos......en ese momento condenare el uso de ella.

Un DIU evita la implantación de un embrión ....es eso asesinato como proclama la iglesia?

ROSTAM dijo...

Llave tercera. Claro que es un dilema moral porque de otro modo no habría problema.

Evidentemente buscar la curación de un niño es algo deseable, y habrá que seguir buscando alternativas que no planteen conflictos éticos.

No creo que, como dices, sea llevar la ética al límite, sino a fin de cuentas la pregunta es "Un embrión es una persona?"...

... "To be or not to be, that´s the questión, my Third Key"...

Un abrazo Tercera Llave

ROSTAM dijo...

Hola Mónica.

La cosa es sencilla y complicada...El embrión es una persona?

Creo que la vida siempre merece ser vivida, incluso con los disgustos que no llevamos, pero en cualquier caso, no somos quiénes para decir por otros.

El sentido de la justicia pasa por hacer de este mundo algo más humano y parece que no van por ahí los tiros. Quizás la sociedad debería reflexionar por qué.

Todos los avances científicos que mejoren la calidad de vida son bienvenidos, pero los experimentos con humanos deben estar estrictamente controlados para que la ciencia no se vuelva contra el hombre.

Por ejemplo, sabes cuántos embriones y de qué edades se han utilizado para este caso? Efectivamente... no lo dicen.


Un saludo muy cariñoso y bienvenida de nuevo al Club "Ararat"

Mónica dijo...

Hola Rostam:

Por partes.

Desde hace años se puede escoger el sexo de los niños, recuerdo la polémica que se monto por que entonces todo el mundo querría su niño de determinado sexo .....y no ha pasado nada, ¿o si? la gente sigue dejando a la naturaleza que siga su camino

Ahora se hace una selección genética para descartar determinados embriones portadores de un gen que produce una terrible enfermedad ¿es eso el fin de la humanidad? me parece que mas bien todo lo contrario.

La vida del niño de 6 años estaba en peligro, moriría ...........se pone la ciencia a su servicio se selecciona un embrión compatible ....y por que no ??? y que hay de los embriones que se destruyen en laboratorios día tras día en otros experimentos o simplemente por que tienen fecha de caducidad?

Roberto dijo...

Buenas tardes Rostam,

(He llegado un poquito tarde pero bueno).

Llamarlo "niño medicamento" no me parece el concepto más adecuado para definir a Javier. A fin de cuentas, los padres querían tener otro pequeño y si encima, podía ayudar a su hermano, mejor que mejor. Ahora bien, "niños a la carta" no, por favor.

Si hubiese sido mi caso, lo hubiese hecho sin pensármelo, es más, lo que dijese la gente me hubiese dado igual. Iban a ser mis hijos y los querría igual a los dos, aún sabiendo que uno vino al mundo para hacerme feliz y además, ayudar a su hermano.

Anoche, en la Noria (algunas veces tiene debates medio decentes) Sanchez Dragó hizo una afirmación muy cierta: todo depende de lo que cada uno considere como "alma". Hay gente que cree que el alma vive desde que somos concebidos y otros desde que se nace o se mueve dentro de la madre. De ahí que unos lo vean como una aberración y otros no.

No comparto en absoluto la postura de la Iglesia Católica en este tema. No evolucionan lo que debieran, retroceden cada día más y hay temas en los que deben investigar para darse cuenta de que no todo lo que la sociedad moderna nos da es tan sumamente malo.

Un saludo Rostam.

ROSTAM dijo...

Hola Roberto. No llegas tarde. Este es un tema que acaba de empezar.

Tampoco a mí me gusta el nombre de bebé-medicamento, pero refleja bien la instrumentalización que se hace de la criatura. En este sentido es un "niño a la carta" aunque con un buen fin...

Cierto que los padres (que me caen bien) querían tener otro hijo, pero Javier ha sido fruto de una programada selección científica.

Quizás yo haría lo mismo por mis hijos (o quizás no)Es dicícil saber como reaccionaría entre la espada y la pared.

Lo que está claro es que tú tienes pinta de ser un buen padre y lo harías bien. Y por un hijo, por supuesto hay que estar dispuesto a todo. Pero los no nacidos también son hijos.

Ya lo he dicho en otros comentarios, comprendo a los padres, pero pienso peligroso el circo mediático que se ha montado alrededor, y rechazo la eliminación de fetos (no han dicho el número) como si fueran ratones de experimentación. Por cierto yo soy bioquímico

El tema del alma, es como el sexo de los ángeles. Podriamos estar horas, pero en el caso del aborto es algo tan sencillo como preguntarse "Esto es una persona?"

No tiene que ver con la iglesia ni los curas, sino sobre si un feto tiene derechos humanos, y el primero de todos...la vida. O es algo que decidimos a votos?

Un abrazo, Roberto y hasta pronto