sábado, 21 de febrero de 2009

LENGUAS EXTRAÑAS




Uno de los mayores enigmas del siglo XXI es la aparición de grupos humanos primitivos y aislados, en distintos lugares de la península ibérica, que se expresan en una lengua arcaica que trae de cabeza a los lingüistas más presigiosos de la universidades de media Europa. Una auténtica reliquia viviente emparentado con el Hombre de Atapuerca.

A continuación presentamos un testimonio oral de valor incalculable, que los expertos han conseguido descifrar en parte y lo han titulado "¿Ha llegado ya el Enrique?", o también "Diálogo de la Borrega"



A falta de un nombre mejor, los expertos la denominan "Cultura de la Borrega" y se cree que proceden de pueblos nómadas que se desplazaron hacia el sur huyendo de las glaciaciones y del cambio climático, aparte de la actitud hostil de otras tribus ibéricas.

Aún existen muchas lagunas, y apenas existen restos o fotos de estos individuos que se mueven en pequeños grupos por el interior del país. En la foto, tres tipos sorprendidos en un remoto paraje buscando algo para comer, después de haber bebido.


El Ministerio de Educación, interesado por proteger esta cultura autóctona y su ancestral modo de vida, pretende crear una Academia de la Lengua Borreguil, y diversas universidades trabajan en la preparación del primer diccionario Español-Borreguil.

Algunas voces exigen que el idioma borreguil disfrute de co-oficialidad en todo el territorio nacional y que se incluya en los planes de estudio como asignatura obligatoria.

El Congreso ha propuesto nombrar una Comisión de Seguimiento, mientras que el Gobierno no descarta crear un nuevo Ministerio de Civilizaciones.

De momento, se nombra a Pastora Vega como Secretaria General de la Cultura de la Borrega, dependiente provisionalmente del Ministerio de Igualdad. Su titular, Bibiana Aído, ha manifestado que está supercontenta... HASTA AQUÍ LA FANTASÍA VIRTUAL


PERO PASEMOS A LA REALIDAD;

En España se utilizan las políticas lingüísticas como un instrumento más al servicio de proyectos políticos excluyentes, incumpliendo el artículo 3 de la Constitución, cuando dice que el castellano es la lengua oficial del Estado.

Las indudables ventajas del bilingüismo se pierden en favor de una visión estrecha y endogámica del idioma y de la identidad nacional. Sin contar con el gasto desproporcionado que supone el multilingüismo en un país con recursos cada vez más limitados como es España.



Por ejemplo, según los últimos datos disponibles, el gasto en la imposición del catalán en el 2007 fueron cerca de 157 millones (30% más que en el año anterior) pero el informe indica que no incluyen los gastos de formación del personal propio de la Generalitat o costes de equipamientos, infraestructuras o actuaciones hechas en catalán. Para ese mismo año, el Instituto Cervantes gastó 81 millones de euros. http://blogs.hazteoir.org/economiaynacionalismo/2008/11/07/informe-el-coste-de-la-imposicion-linguistica/



Y es que los nacionalistas se han apropiado de la lengua como instrumento de coacción y coerción para todos aquellos que no comulguen con su credo.

Para saber más os recomiendo http://www.edicionespeninsula.com/es/llibre/el-nacionalismo-linguistico_9757.html

2 comentarios:

Markos dijo...

Onvre a mih la vroma no mah esho musha grashia, por la parte que me toca. Yo domino er cahteyano y lo ablo como me zale de la puntalnavo.

No obstante tengo que darte la razón. En el sentido de que se han instrumentalizado las lenguas vernáculas de cada comunidad con fines políticos.

Para mi los idiomas son una herramienta que uso para comunicarme. Me resultan una barrera para poder comunicarme con todo el que puedo. Y yo todas las barreras que veo me las salto...bueno las de la vía del tren no.

De hecho estudié algo de chino, además del inglés por uso obligado en el trabajo, francés por obligación académica. El latin buscando isultos para los habitantes del vaticano. Estoy haciendo pinitos en árabe. El gallego lo entiendo y lo hablo. El catalán lo entiendo y si no pregunto, aunque no tengo práctica en hablarlo. ¿Alguien se ha dado cuenta lo parecidísimos que son el gallego, el catalán y el castellano antiguo? Sí todo el que lo haya practicado. Ah y también estudié castellano, en su versión menos hablada, la de Castilla.

Cada uno que hable en lo que quiera, que cuando de verdad nos queramos entender hablaremos lo que nos convenga.

Perdón, casi me sale un post en el comentario.

Salu2

ROSTAM dijo...

Amigo Markos,

Gracias por tu post-comentario, Genial.

Al principio no entendía en qué idioma hablaban, parecía como albano-kosovar, aunque luego descifré palabras sueltas...pero no creo que en Benalmádena se hable así, quizás en los montes.

Era una pequeña broma para tratar un tema más serio y actual, pero de acuerdo contigo que hay hablar como "zale de la puntalnavo"

El idioma que es una forma de comunicación, de acercamiento, se ha convertido en arma arrojadiza.

A mí también me gustan los idiomas y quizás por ser bilingüe me resulta fácil y atractivo aprender nuevas lenguas, el oído está hecho a ello, y permite tener una visión más plural y comprensiva de los demás.

No me gustan las imposiciones, del tipo que sean, y tampoco que un idioma provoque suspicacias, que es lo que está pasando en España.

En vez de disfrutar de la riqueza cultural que tenemos, estamos como aldeanos peleados con el pueblo de al lado.

Un saludo