viernes, 2 de octubre de 2009

COMPRÉNDEME, HOMBRE



A menudo me he preguntado por qué a los hombres no nos dejan dar consejos en los consultorios sentimentales de revistas femeninas. Quizás entendemos por qué al leer una Consulta realizada por Patricia, una amable lectora a Mario, Consejero Sentimental Diplomado...

CONSULTA:

Apreciado Mario:

Espero que me puedas ayudar.

El otro día temprano, me fui a trabajar dejando a mi marido en casa viendo la televisión.
Había recorrido un poco más de un kilómetro cuando el motor empezó a sonar y el coche se paró. Me volví rápido a casa para pedirle ayuda a mi marido.

Cuando llegué y entré no pude creer lo que vi...
Mi marido estaba en nuestra habitación con la hija de la vecina.

Yo tengo 32 años, mi marido 34 y la muchacha 22.
Estamos casados hace 10 años.

Cuando le reclamé, me confesó que tenían relaciones desde hacía 6 meses.-

Le dije que debía terminar con eso y me prometió que la dejaría.-
Me aclaró que lo echaron del trabajo y desde entonces ha estado muy deprimido.

Yo lo quiero mucho, pero desde que le di ese ultimátum, ha estado muy callado, ausente y distante. Temo que se vaya y me abandone.

Estoy desesperada. Que debo hacer?

Anticipadamente agradecida,

Patricia.

RESPUESTA

Querida Patricia:

Cuando un coche se para, después de haber recorrido una distancia corta, puede ser debido a una serie de factores.

Comienza por verificar si el depósito tiene gasolina.-

Después fíjate si el filtro no está sucio.

Verifica también si tiene algún problema con la inyección electrónica.

Si nada de eso resuelve el problema, puede ser que la bomba de gasolina tenga algún defecto y no deje pasar la suficiente cantidad.

Espero haberte ayudado. Sinceramente,

Mario



Los consejos son algo muy personal y no depende tanto de si se es hombre o mujer. Estos tipos de Consultorios Sentimentales se parecen a los Videntes que fácilmente intuyen al tipo de persona crédula o desesperada que tienen delante se aferra a cualquiera que quiera escucharla y les dé un par de recetillas ambiguas y enlatadas que les solucione el problema o al menos les dé esperanzas...Como el Profesor Karamba de Nigeria, 99% de aciertos... Salud, dinero, empleo, amor, lo que caiga

Lo que en realidad necesita una persona es otra cosa; sentirse escuchada, comprendida, acompañada...y además el consejo será bueno si proviene de alguien a la que le interesamos y verdaderamente nos quiere y nos conoce. La persona que acude a un consultorio es que no tiene a nadie, ...ese es su verdadero problema; la soledad

Los consejos tienen además la ventaja que se aceptan o no, sin compromiso, y en cualquier caso habrá que adaptarlos a las circunstancias personales.

Es muy posible que un hombre no tenga la sensibilidad suficiente para dar determinados consejos a una mujer, y viceversa, pero esto es un aspecto secundario. Quizás un buen consejero no necesita decir mucho o nada, basta que la otra persona sienta que le importamos, que no la dejamos sola.




"La nueva mujer no busca la independencia del hombre, sino la no dependencia del hombre"

14 comentarios:

la reina de Ramses dijo...

"Yo lo quiero mucho, pero desde que le di ese ultimátum, ha estado muy callado, ausente y distante. Temo que se vaya y me abandone.

Estoy desesperada. Que debo hacer?

Anticipadamente agradecida,

Patricia....."

Respuesta:

Permitir que se vaya, eso te liberará de tener que convivir con alguien que te ha traicionado (doblemente, ya que ibas a trabajar) y te abre las puertas al intento de una nueva vida.

Deséale lo mejor no obstante.

Estoy segura que es el comentario que no querías oir al respecto, pero así soy yo. Una vez traicionada la confianza la cinta adhesiva es muy endeble y se rompe de forma constante, mejor cortar por lo sano.

Respecto de la soledad, tengo que darte la razón, mata a más seres humanos que el mismísimo cáncer.

A propósito de soledades, algún día te contaré una larga historia, hilarante, pero verídica.

Un beso enorme mi querido amigo.

ROSTAM dijo...

Mi amiga la reina de rostam, digo. de Ramses...qué lapsus :)

Completamente de acuerdo con tu propuesta a Patricia, aunque añadiría una buena patada al desearle buena suerte.

Tengo un libro nuevo que recomendarte, dentro de la literatura subterránea hindú. "La canción de Kahunsha" de Anosh Irani. Hay un resquicio de humanidad y esperanza en ese submundo. Ya me dirás.


Y espero que me cuentes esa historia sobre soledades, que con tu permiso me gustaría poner en el blog


Besotes reales

Max Birrax dijo...

Pero el dar consejos también tiene su parte negativa en la mayoría de los casos: si aciertas, no te lo agradecen, si fallas, te lo echan en cara.

Y eso no es, no... ¡Saludos!

P.S.: Por fin pude hacer un hueco para venir ¿ves como no debemos ni podemos reprocharnos nada?

Isa dijo...

Hola Rostam:
Que triste es pedir consejo y que te contesten algo así,jajaja
No en serio la verdad es que la mayoria de veces solo queremos ser escuchadas,nada de consejos,pero es verdad que el hombre siempre tiene la necesidad de solucionar problemas ,esta más que comprobado,y sinceramente esto hace sentir más soledad todavia,como deciais antes la soledad provoca muchas muertes,no hay nada peor que sentirte sola,tendrás que abrir un seminario de confesiones yo también tengo una historia real,pero sabes que?a veces es mejor aparcar las historias,crees en la ley de la atracción?cuando más se habla de algo más se produce por eso lo bueno es olvidar y pasar página,vivir y ser feliz,un beso querido amigo.

Isa

Aaoiue dijo...

Lo único que no entiendo es lo de "inyección electrónica", pero creo que todo lo demás sí. Especialmente lo de los consultorios.
Un saludo y un beso.

ROSTAM dijo...

Amigo Max,

Qué razón tienes. Por eso, yo sólo doy consejo si me lo piden expresamente, para evitar los olvidos y reproches.

Cómo me gustan los post que estás colocando en tu blog. Eres un maestro.

Gracias y un abrazo

ROSTAM dijo...

Querida Isa,

Lo que dices nos pasa a todos. Por eso hay que saber muy bien a quién pedir consejo para no quedar desengañados, aunque generalmente no nos dicen nada que no sepamos y en cualquier caso debemos adaptar el consejo a nuestra situación personal.

Yo siempre agradezco un consejo de la pesona que me quiere, aunque luego no le haga ni caso...:)

No tengo experiencia de la "ley de la atracción" pero sí de la ley de Murphy, que todo lo que puede salir mal, sale mal.

Pero es necesatio ser optimista, y tener sentido de humor como un mecanismo de autodefensa. Mirar hacia adelante con esperanza.

Muchos besos mi buena Isa

ROSTAM dijo...

Amiga Aaouie,


jajajaja. Ahora que lo dices, yo tampoco ni idea..,¿? debe de estar al lado de la junta de la culata, o con los manguitos :OD

Muchos besos

rufus dijo...

Querido Rostam:
Desde mi punto de vista no está más solo el que menos acompañado está sino el que menos se relaciona. Las amistades (de verdad) lo son todo para mí.
Siempre que he tenido un problema han estado ahí, dispuestos a prestarme un hombro sobre el que llorar. Me han ayudado mucho y me he sentido muy aliviado, pero lo curioso del caso es que no he recibido demasiados consejos. El principio de la solución llega en cuanto ves el problema con la perspectiva suficiente como para que brote en forma de palabras de tus labios y tú mismo escuches lo que le dices a tu amigo.
Qué ganas tengo de poder compartir contigo mesa y tertulia. Un gran abrazo.

rufus dijo...

Se me olvidó algo:
Hasta no hace mucho me llegaba a cuestionar ciertos valores de la amistad. Existen amigos que siempre te escuchan pero a quien nunca jamás has escuchado tú (no por egoismo sino porque jamás te cuentan un problema). Parecen seres superiores, quienes por muchos problemas que (imaginas) puedan tener, jamás derramarán una lágrima en público. ¿Quizás sean los robots de Asimov?. La conclusión a la que he llegado por el momento es que nunca lo han hecho porque no saben hacerlo. Pero no pienso que sean menos amigos tuyos de lo que tú de ellos. ¿Qué opinas, amigo Rostam?

ROSTAM dijo...

Amigo Rufus,

La soledad es un estado del alma. La soledad es buena cuando uno la busca, y muy dura cuando se la encuentra.

Creo que en los momentos críticos de la vida nos encontramos solos, y a la hora de tomar decisiones también. Hay que saberlo para no llamarse a engaño.

Los amigos, la persona querida, todo está muy bien y es estupendo sentirse apreciado y acompañado, pero no podemos apoyarlo todo en eso, porque sin quererlo nos defraudan al no estar a la altura de lo que podemos esperar. Ellos no tienen la culpa. Pedimos lo que no pueden dar.

Los consejos son armas de doble filo, tanto para el que los da, como para el que los recibe. Pienso que sólo se deben dar cuando se pieden, y con mucho tacto...

En cuanto a esos amigos que no piden consejo y que no derraman una lágrima, pues eso que te ahorras de estrujarte la cabeza y de disgustos:)

Los consejos es una maifestación muy pequeña de la amistad. Incluso es más propia de un cura, un psicólogo, o un médico. Un amigo está para unir cabeza y corazón con el amigo. Los consejos saldrán,cuando salgan, también de la cabeza y el corazón, y ahí radica su eficacia; que nos conocen y nos quieren.

Un abrazo y aceptada la comida con tertulia

ROSTAM dijo...

Querida reina de Ramses.

Has conseguido conmoverme con la historia que me has contado, y que por alguna razón al intetnar publicarla,mejor así queda entre tú y yo.

Despúes de leerte, cualquier cosa que yo dijera sería estropear un relato tan bello.

Me alegra que vayas a la India. Te envidio. La literatura india contemporánea me apasiona, aunque siempre deja un regusto de amargura y desesperanza.

El último libro que te recomendé se parece mucho al Cuaderno Azul. Más optimista es "Mi hermana del alma" de Chaterjee, o el famoso "Un buen Partido" de Vikram Seth. También leí una excelente narración de los indios que llegaron a África del Este colonial,o historias de parsis contadas por Rohinton Mistri.

Que reserves un buen pasaje a la India. Mantendré sedada a Moonk, y a Moriarty le dejaré claros algunos puntos que tiene confusos. A tu vuelta, oh reina, ambos estarán lobotomizados.

Si me envías un correo a mi dirección rostamazadi@gmail.com te narraré también mi historia y podrás ver mi perfil real(no en sentido de realeza) en facebook, aunque me temo que pasaré de cisne a pato feo.

Te echaré de menos, mi reina de Ramses y mía. Cuidate y déjate cuidar como una reina

miquelet dijo...

Lo malo es tomarse los consejos de otro como un algo infalible que debas hacer. Un consejo es simplemente la visión de otra persona sobre tu problema. Puede ayudarte a hacerte ver cosas que no has podido ver debido a tu obcecación. Pero sólo eso. Uno mismo es quien debe tomar las decisiones que uno crea correctas.

Salud.

ROSTAM dijo...

Amic Miquelet,

Sin duda tienes toda la razón. Un consejo debe tomarse como un elemento más o menos valioso en la toma de decisiones.

Tan malo es considerarlo infalible y encima echárselo en cara a la persona que no los ha dado, si falla...como no hacer ni caso.

Y a la hora de dar consejo, que no nos cabreemos si no lo siguen, son libres. Pero tampoco recordarle "ya te lo dije".


Aconsejar y ser aconsejados tienen su riesgo como las medicinas. Buenas si no se pasan.

Salut i gracies